Hoy os enseñamos como instalar vuestra propia pared de ladrillos, para que podáis darle ese toque diferente a vuestra casa.

Paso 1: Preparar la pared para el azulejo
Asegúrate de que la pared es lisa y limpia. El polvo y los escombros harán más difícil que el pegamento se una adecuadamente. A continuación, utiliza un nivel y una pieza recta de madera para crear un “brazo” temporal a través de la parte inferior de la pared. El “brazo” es una guía que te permitirá mantener los ladrillos rectos y nivelado como baldosas. Cuando hayas terminado, quita el “brazo”.

Paso 2: Cortar ladrillos
Empieza por cortar varios ladrillos finos de media con una sierra “mojada” de azulejos o un molino de disco de diamante. Hacer esto antes de la instalación te permitirá ahorrar tiempo durante el proceso por lo que no vamos a parar continuamente para cortar más ladrillos.

Paso 3: Instalación de ladrillos en las esquinas
Empieza tu instalación en la esquina inferior de la pared. Utiliza una llana dentada para extender masilla sobre una pequeña sección de la pared (Imagen 1). A continuación, presiona el ladrillo lleno hasta el borde exterior de la parte inferior de la pared. Continua hacia arriba con medio ladrillo delgado con la misma técnica de aplicación: ladrillo completo, medio ladrillo, ladrillo completo, medio ladrillo, etc (Imagen 2). Esto crea el inicio de su patrón.

 

Paso 4: Instala filas completas
Continua esta técnica a media altura de la pared para comenzar. A continuación, vuelve a la parte inferior de la pared y empieza a colocar los ladrillos completos para completar la primera fila. Trabaja tu pared hacía arriba, fila por fila.
Paso 5: Asegúrate de que las filas están niveladas
Comprueba que las líneas se están ejecutando directamente mediante el uso de un nivel de 4 pies. Tienes alrededor de 20 minutos para ajustar los ladrillos antes de que el adhesivo empiece a pegarse.
Paso 6: Deja espacio para la lechada
Crea juntas de 3/8 “y 1/2″ de ancho entre los ladrillos y entre las filas superior e inferior, así (Imagen 1). Medir a ojo se le da un aspecto más auténtico. Alternativamente, puedes rasgar algunos restos de madera en una sierra de mesa en 8.3″ para hacer separadores de boquilla (Imagen 2).
Paso 7: Instala los ladrillos restantes
Una vez que hayas llegado a la mitad del camino, continúa con los ladrillos en las esquinas de la misma manera que en el Paso 2. Puedes terminar el resto de la pared a la altura del techo. Continúa la colocación de ladrillos completos para completar las filas restantes. Hazte a un lado de la pared de vez en cuando para “dimensionar” el trabajo.
Paso 8: Aplica la lechada
Deja que el ladrillo se seque durante al menos de 24 a 48 horas. A continuación, aplica la lechada entre las juntas utilizando mezcla de cemento Portland exprimido a través de una bolsa de lechada y aplica a las juntas en áreas pequeñas a la vez.