Lo reconocemos, somos adictos a las posibilidades de este material, siempre asociado a paisajes industriales y a la suciedad, seriedad o aburrimiento. Todo lo contrario a las imágenes que podéis ver a continuación. Déjate sorprender por el potencial del hormigón en el interior de tu casa.

Interiores modernos y de aspecto formal. Techo de hormigón y decoración blanca para conseguir un estilo minimalista.

 

¿Rústico e industrial? Increíble pero cierto. La madera y el hormigón crean una combinación imposible pero con un acabado fantástico. El toque sutil aportado por la mesa de madera crea un gran contraste en esta cocina y le da un poco más de vida.

 

Otro ejemplo en el que la madera, en este caso en las paredes, combina a la perfección con esta casa con techos en forma de triángulo.

 

Aunque no lo parezca, es una casa. Otra combinación imposible entre naturaleza e industrial. Un contraste impactante.

 

En este salón podemos ver de nuevo la elegancia y seriedad del hormigón en un interior. Una seriedad pero sin ser fría.

 

La simplicidad y minimalismo de este interior es gracias al uso inteligente del hormigón y estas escaleras sin ningún tipo de accesorio. Lo justo para subir o bajar.
Hay una tendencia cada vez mayor a utilizar el hormigón como elemento decorativo y no solo como elemento de construcción. Las posibilidades son infnitas y, tal y como hemos visto, el resultado es cuanto menos sorprendente.