Si estás aburrido del aspecto de tu cocina, hoy te damos unos consejos para que renueves y decores sin demasiados gastos ni obras molestas. La cocina es un espacio vital en la casa, y como tal, debe ser un fiel reflejo de las personas que viven en ella y convertirse en un espacio agradable y bonito. ¡Nada de cocinas sucias y llenas de platos y ollas sucias!

– Luces suspendidas

Olvídate de los fluorescentes sosos y sin vida de la cocina y dale un toque más alegre con luces suspendidas y lámparas coloridas y con diseños atrevidos.

- Dale color a las paredes
Podemos optar por prescindir de los azulejos y baldosas y romper la monotonía con una nota de color en la pared. A veces la pared más pequeña puede tener un color fuerte que destaque entre los muebles y las otras paredes. ¡Atrévete!
- Sillas
Las sillas son un elemento más importante de lo que parece. Renueva tus sillas de la cocina: restaura las de madera, haz una selección variada (una de aquí y otra de allá, resulta sorprendente).
- Las mesas elevadas y taburetes
Antes, era alrededor de una mesa que los taburetes encontraban su sitio. Ahora se han convertido en un elemento de distinción dentro de nuestra cocina. A medio camino entre la barra de bar, la cocina tradicional y la isla típica de cocina, las mesas altas con taburetes se convierten en una elección que causa furor.
- Un toque de color
Lo mismo que con la pared. Si tu cocina es gris y monótona, sin personalidad… ¡un toque de color lo cambia todo!
- Vinilo
Sí, has leído bien. El vinilo está viviendo su momento de gloria gracias a sus infinitas posibilidades y su precio. Ya sea como elemento decorativo o como parte de la cocina, descubre las opciones que te da este material.
Con estos consejos tu cocina cambiará totalmente de aspecto y sin gastar demasiado. ¿Qué más quieres?