Si uno sale a la calle o enciende la televisión ya se da cuenta de que la navidad empieza cada vez más pronto. Aunque queda poco más de una semana, hoy os enseñaremos a hacer un porta velas, un pequeño detalle muy bonito e indicado en estas fechas. ¿De cemento? ¡Que sí, que sí! Ya sabéis que nos encanta darle otras utilidades al cemento.

Para empezar, necesitaremos los siguientes elementos:

– Cemento en polvo
– Vasos de papel para mezclar el cemento
– Palos de madera para revolver la mezcla de cemento
– Monedas
– Cinta adhesiva (con algún motivo o dibujo)
– Un recipiente desechable (plástico, o una taza de papel) para el exterior de la estructura
– Un recipiente desechable más pequeño, lo suficientemente grande como para mantener una luz de té
– Papel de lija
– Alicates

Coge el recipiente desechable más grande y corta la cinta de la etiqueta adhesiva para encajar alrededor de la circunferencia del recipiente. Se pela la pegatina y se envuelve alrededor de la parte interna del recipiente (más cerca de la parte inferior del recipiente).

Utilizando uno de los vasos de papel, mezcla algo del cemento con el agua. Mezcla bien con el palo de madera hasta que sea una pasta suave. La cantidad que necesitas depende del tamaño del envase que utilizas para hacer el porta velas.

Vierte el cemento en el recipiente más grande, hasta que cubra la cinta adhesiva. Luego, toma el recipiente más pequeño, y pon un par de monedas en el interior. Empuja el recipiente más pequeño en el cemento, hasta que la parte superior del mismo esté al ras con la parte superior del cemento. Trata de mantenerlo centrado. Pon más monedas en el recipiente más pequeño para hacerlo más pesado, hasta que pueda permanecer en el lugar sin que lo sostengas. Déjalo secar durante 24 horas.

Después de que el porta velas se ha estado fijando durante 24 horas, deberías poder arrancar el recipiente exterior. Despega la etiqueta adhesiva y utiliza las pinzas para sacar el recipiente más pequeño. Una vez que se han eliminado los dos recipientes, deja que el porta velas se vuelva a fijar y secar durante 12 horas más o menos.

Una vez seco, ráspalo con papel de lija para eliminar imperfecciones y darle un acabado más consistente. Ya puedes poner una vela en él y encenderla.

Si los tonos grisáceos no os acaban de hacer el peso, siempre podemos darle una capa de pintura de color para hacerlo más animado.